Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce.